Cuidado de las joyas

Una de las muchas ventajas de la Plata 925 es que es muy fácil y cómodo de limpiar!

Pero tanto las joyitas de plata 925 como las bañadas en oro son delicadas. Aquí os dejamos nuestras recomendaciones y avisos: 

  • No expongas la joya a agentes corrosivos como: cloro, grasa, sudor, perfume, agentes alcalinos, ni a la salinidad por largos periodos de tiempo. 
  • Para guardar tus joyas evita recipientes de goma ya que aceleran el deslustre de la joya y pueden hacer que se ennegrezcan. No recomendamos en ningún caso guardarlas en sitios húmedos, y fuera del alcance de la luz solar. 

          El mejor lugar para guardarlas siempre es en bolsitas de plástico y/o joyeros. 

  • Para limpiar tus joyas, el mejor método es el cepillo de dientes. Si sí, has leído bien, un cepillo de dientes, ya que ayuda a sacudir la suciedad que haya podido incrustarse y pule a la vez. Mezcla un poquito de jabón con agua tibia/semi-caliente y frota flojito la joya. Verás que buen resultado. Otro método es un paño húmedo y frotar la joya suavemente para evitar el desgaste del baño. 

Cuidar de tu joya hará que esta conserve mejor y más tiempo su brillo y que se prolongue más en el tiempo. De todas formas, disfruta de tu joya, llévala siempre que quieras que para eso están!